Tinte con té : Cuando sus prendas blancas de algodón comiencen a parecer viejas, tíñalas con té. El color resultante tiene un aspecto muy original y natural.

Té para sus ojos : Para los ojos cansados, enrojecidos o inflamados no hay nada como el té verde. Después de tomarse su té, acuéstese boca arriba, cierre los ojos y póngase las hojas del té bien escurridas sobre los ojos. El resultado le sorprenderá.

A las plantas les gusta el té : No tire el té usado, deposítelo en la regadera. Pronto observará en sus plantas un cambio extraordinario.

Extracción de muelas : Una bolsita de té aplicada al lugar de donde se ha extraído una muela calma el dolor en breves instantes.

Para las madres que dan pecho a sus hijos : Según una especialista en lactancia infantil, lo mejor para calmar el escozor en los pezones es prepararse una taza de té negro y tomarsela mientras da el pecho a su hijo. Luego, aplicar durante unos instantes las hojas del té sobre los pezones.