PARA DISFRUTAR DEL TÉ AL MÁXIMO

ADQUISICIÓN Y CONSERVACIÓN

¿BOLSITAS DE TÉ O TÉ DE HOJA SUELTA ?

EL AGUA PARA EL TÉ. LA LECHE EN EL TÉ. EL AZUCAR.

COMBINACIÓN DE ALIMENTOS Y TÉ

RECIPIENTES PARA LA PREPARACIÓN DEL TÉ

Hojas de té

 

 

ADQUISICIÓN Y CONSERVACIÓN DEL TÉ

En los últimos años se ha producido un creciente interés por el té y ha aumentado la demanda de tés puros de calidad, lo que ha dado lugar a una mayor gama ofertada. Estaremos encantados de poder resolver cualquier duda que nos planteen así como aconsejarles según sus preferencias personales

En nuestra tienda se guardan los tés de hojas sueltas en grandes latas herméticas y se venden a granel. Es conveniente ver el té antes de comprar. Las hojas secas deben presentar un aspecto agradable y uniforme, con partículas del mismo tamaño. Los tés de calidad nunca producen infusiones turbias o de tono mate.

Hojas de té

La elección individual del té a comprar, debe basarse exclusivamente en las preferencias y gustos personales. Aquellos que prefieran un té muy ligero, bajo en cafeína y con un sabor suave optarán por los tés Oolong o blancos. Para aquellos que aprecian las cualidades refrescantes y aromáticas del té verde, son ideales los tés verdes de China y Japón. Y los aficionados al té negro serán capaces de percibir las diferencias entre la sutil ligereza de los tés de hoja entera de China, las infusiones más oscuras y fuertes de los tés de hojas rotas y los tés CTC, consistentes y de infusión rápida.

Al comprar el té, el consumidor debe conocer la terminología de la graduación a fin de poder elegir el mejor té de una zona o de una plantación concreta.

Una vez comprado el té, es primordial saber conservarlo. Debe guardarse en una caja hermética que no sea de vidrio en un lugar seco y fresco, alejado de fuertes olores, ya que el té absorbe los aromas con gran facilidad.

 

indice

 

 

 

 

¿BOLSITAS DE TÉ O TÉ DE HOJA SUELTA ?

La calidad del té en bolsitas ha mejorado en algunos casos durante los últimos años. No obstante par el experto producen una infusión de calidad mediocre. Por otro lado algunas compañías confeccionan bolsitas con tés puros de gran calidad, conscientes de la demanda existente dada la comodidad de las bolsitas.

Los inconvenientes de las bolsitas de té :

Dado que las bolsitas de té proporcionan un infusión de peor calidad que el té de hojas sueltas, es mejor relegar las bolsitas para las ocasiones de emergencia o para aquellas personas que no aprecian la diferencia entre un té corriente y un té de calidad.

 

Caja de té

indice

 

 

EL AGUA PARA EL TÉ

La calidad del aspecto y el sabor de una taza de té se ve afectada por el agua utilizada en la infusión. Hoy la mayoría de las personas utillizan el agua del grifo : el contenido mineral y los componentes adicionales, como el cloro, pueden echar a perder la infusión. A veces es difícil reconocer una buena agua bebiéndola fría, en cambio una vez llevada a la temperatura necesaria para la infusión, aparecen ciertos defectos que, por supuesto, perjudicarán la calidad del té. Si el agua del grifo no es satisfactoria, no hay que dudar en preparar el té con agua mineral.

LA LECHE EN EL TÉ

La costumbre de añadir leche al té se extendió por toda Gran Bretaña a finales del S XVII, desde donde viajó a las colonias inglesas. En la actualidad, casi todas las mezclas destinadas al mercado británico están concebidas para tomarse con leche. A pesar de que la adición de leche a una taza de té es una simple cuestión de gusto personal, cabe tener presente que la leche estropea el sabor de algunos tés, especialmente los blancos, verdes, oolongs, la mayoría de tés negros de China (con la excepción de Yunnan), los darjeelings de primera cosecha, los tés aromatizados y algunos tés negros ligeros.

En cuanto a la cuestión de qué debe servirse primero en la taza, la tradición insiste en que debe ser la leche, para reducir el riesgo de que se quiebre la porcelana al verter el té caliente. Además es cierto que al verter el té sobre la leche, se mezclan mejor. Según el criterio científico oficial, es preferible poner antes la leche en la taza, porque así enfría el primer té que se incorpora y se reduce el riesgo de escaldar la leche, lo que podría producir un sabor desagradable. En cambio, otras personas prefieren añadir la leche después, pues así resulta más fácil conseguir las proporciones deseadas. En cualquier caso no existen normas estrictas.

EL AZÚCAR EN EL TÉ

Los especialistas recomiendan beber el té sin azúcar, pues enmascara el sabor de la infusión. No obstante son muchos los que siguen añadiendo una o dos cucharaditas. Mejor si se trata de azucar de caña en vez del blanco, más ecológico y saludable.

 

indice

 

 

 

 

COMBINACIÓN DE ALIMENTOS Y TÉ

El té es una bebida que combina muy bien con todo tipo de alimentos. Del mismo modo que los vinos se seleccionan para potenciar el sabor de determinadas comidas, los tés también pueden servirse para acompañar elementos concretos del menú, ya sean dulces o salados.

Alimentos

Tés apropiados

Desayuno continental

Yunnan, Ceilán, Assam, Nilgiri, Kenia, Darjeeling

Desayuno inglés

Ceilán, Kenia, Assam, Lapsang Souchong

Comidas saladas ligeras

Yunnan, Laspang Souchong, Ceilán, Darjeeling, Assam, verdes, oolong

Comidas picantes

Keemun, Ceilán, Oolong, Darjeeling, verdes, té de jazmín, Lapsang Souchong

Quesos fuertes

Lapsang Souchong, Earl Grey, verdes

Pescado

Oolong, ahumados, Earl Grey, Darjeeling, verde

Carnes y caza

Earl Grey, ahumados, Kenia, Jazmín

Aves

ahumado, darjeeling, oolong, jazmín

A la hora del té

Todos los tipos de té

Después de una comida

blancos y verdes, keemun, oolongs, darjeeling

tés helados

indice

 

 

 

 

 

RECIPIENTES PARA LA PREPARACIÓN DEL TÉ

LA TETERA.

En los orígenes de la historia china del té, las hojas se hervían en agua dentro de cazos destapados. Pero durante la dinastía Ming, la moda de dejar las hojas en infusión en agua caliente originó la necesidad de un recipiente cubierto. En China durante siglos se habían usado unas jarras similares a las modernas teteras que posteriormente se adaptaron para el té.

El concepto de tetera fué evolucionando, primero pequeñas y redondeadas con el pitorro ancho, se importaban de China. En el S XVII los artesanos británicos empezaron a fabricar la porcelana. Con el paso del tiempo el tamaño y forma de las teteras ha ido cambiando según los gustos y las modas. Al principio se seguía la tradición china de utilizar símbolos y criaturas mitológicas. Más tarde se impusieron las formas diechiochescas de estilo neoclásico o rococó y en el S XIX los recargados artículos victorianos.

Hoy en día existen teteras de cualquier tamaño, aspecto y forma imaginables; con o sin infusores, grandes o pequeñas, sencillas, practicas, decoradas.

tisaneras

FILTROS O INFUSORES

Las teteras tradicionales no suelen incluir su propio filtro. En el mercado existen múltiples filtros para cualquier tipo de tetera o taza: de malla, acero inoxidable, bolsitas de muselina, filtros de algodón, etc.

Las tazas con filtro o Tisaneras son ideales para preparar un té individual. Se basa en la taza china para infusiones o Guywan.

LA ELECCIÓN DE LA TETERA.

Una tetera bastará si no se degustan más que tés clásicos, como los de Ceilán, India o China, pudiéndose poner estos distintos tés en infusión sucesivamente, sin ningún inconveniente, en la misma tetera. Una segunda tetera será necesaria para los ahumados y deberá reservarse exclusivamente para estos tés. Otra tetera deberá servir para la preparación de los tés perfumados. Finalmente, una última tetera se reservará, llegado el caso, para la preparación del té verde con menta.

Sobre que material es el mejor para una tetera hay opiniones diversas. Algunos recomiendan el hierro, la plata y la terracota para los tés fuertes; y la porcelana y el cristal para los tés más ligeros como los darjeelings, oolongs y tés verdes. La tetera no se debe lavar en el lavavajillas ni fregar con agua y jabón. Hay que vaciarla, aclararla con agua limpia y colocarla boca abajo para que escurra. Se puede secar por fuera pero no por dentro. Para eliminar el tanino de una tetera vidriada, de plata o de vidrio, se llena con una solución de dos cucharadas de bicarbonato de sosa y se deja toda la noche. Por la mañana se vacía, se aclara bien y se deja secar. En el caso de las teteras de terracota, no hay que lavar nunca el interior. Con el uso se forma una capa que resulta vital para el éxito de la infusión

 

indice